jueves, 19 de enero de 2012

Los Consejos de N... Cómo evitar desesperarse en la oficina


El lugar de trabajo es uno de los más importantes del día a día: donde pasamos tantas horas, donde prolifera el estrés, los nervios y la responsabilidad. Muchas veces, a causa de la rutina y por culpa de una aversión lógica y comprensible, este entorno tan conocido se convierte en un campo de batalla del que parece que no vamos a poder escapar nunca. Tras un día duro de trabajo, regresamos a casa con una mueca pensando que al día siguiente el despertador volverá a sonar a las 7 en punto de la mañana...

Para que trabajar se nos haga más llevadero, lo primero que tenemos que hacer es acondicionar nuestro puesto, que debe ser nuestro pequeño rincón privado donde nos podamos concentrar en la tarea. Os pongo algunas sugerencias:


A la hora de acondicionar nuestro pequeño espacio, debemos tener en cuenta la cantidad de horas que vamos a pasar allí, así que el entorno debe ser agradable y de nuestro gusto. Lo primero es que el mobiliario sea cómodo, por ejemplo un ordenador que funcione más o menos bien. Si usamos portátil, para que nuestra espalda no se vea afectada por la postura es aconsejable acoplar en la parte baja una bandeja para elevar el ordenador, algunas incluyen un ventilador para que así no se recaliente. La silla debe estar colocada correctamente, la luz, la temperatura...


Las plantas son conocidas por darnos paz y serenidad, así que, ¿por qué no poner una para alegrarnos la vista? Seguramente muchos tenemos al lado un cuaderno para apuntar las cosas que tenemos que hacer, para que sea más estimulante podemos usar bolígrafos de colores o rotuladores para que así al menos los apuntes tengan más color y sea menos pesado que ver toda la hoja azul o negra. Para escapar en los momentos de tensión, puede ayudar tener fotos de nuestros amigos o de cosas que nos pongan de buen humor o incluso un fondo de pantalla agradable puede ser una buena vía de escape. Y de vez en cuando ponernos algo de música que suba el ánimo.


Está claro que es nuestro cerebro el que manda, pero siempre podemos hacerle feliz aportando a nuestro cuerpo vitaminas, mucha agua (¿por qué no utilizar una bonita botella de agua en vez de la típica de plástico?, un buen con sabores dulces, un capricho a media mañana...


Por último y puede que lo más importante: que haya buen ambiente. Es verdad que es sumamente difícil llevarse bien con todo el mundo, que los sentimientos están a flor de piel y en algún momento se puede tener uno que otro roce con alguien: que no nos gusten ciertas decisiones o que alguien nos parezca de aquella manera... Pero cuando esto pase, lo mejor es salir un rato, descansar y no dejarnos llevar por el mal humor de otra persona, porque no merece la pena y porque al final podemos salir escaldados nosotros. Lo mejor, como dice esa canción de Mika: Relax, Take it Easy. Y si no podemos relajarnos, practicar un poco de Yoga al salir del trabajo y dejar que toda esa mala energía salga de nuestro cuerpo, es una buena opción.

Un último apunte: el trabajo debe quedar en el trabajo...

xoxo


13 comentarios:

  1. Hola Nerea! Me ha encantado tu post. Muy buenos consejos! <3<3

    ResponderEliminar
  2. la teoria que propones es perfecta,luego ya.........

    ResponderEliminar
  3. ¡Nos viene muy bien este post a todos los que trabajamos en una oficina! Muchas de las cosillas que as dicho ya las realizo...pero creo que voy a empezar a aplicar alguna de las demás cositas desde mañana mismo! Un saludo tocaya!
    *Nerea* Bailando entre Luciérnagas

    ResponderEliminar
  4. Geniales consejos guapa!!sobre todo los que trabajamos en oficina aunque sea por pocas horas como es mi caso,siempre gusta tener esas comodidades.
    Mil besos!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Cómo echo de menos trabajar en una oficina! Ojalá pronto pueda volver a a hacerlo...
    Pero, de momento, me aplico tus consejos a cuando "trabajo" desde el ordenador de mi casa.
    Muy buen post!! me ha gustado mucho!
    besos!

    ResponderEliminar
  6. dios que post tan bueno!! desde luego Enero con lo duro que se hace con la vuelta a la rutina, este post sería de imprimirlo y colgarlo bien a la vista!!!

    Menos mal que el viernes ya está aqui!
    Besazos desde la vie en Rouge guapa y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Ya tengo tu blog fichado ehh y no se me escapa jejej!!

    MuAK

    ResponderEliminar
  8. Geniales tus consejos.
    LA verdad es que casi todos los suelo seguir, si no acabaría desquiciada, jajaa
    Un beso y buen finde (que ya acaba la semana de trabajo, jeje)

    ResponderEliminar
  9. Que bien lo has comentado pero me quedo con una frase super importante con la que has terminado: el trabajo debe quedar en el trabajo!

    Bss
    vistetedeseda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. genial este post! yo suelo tener en mi mesa en la ofician, cosas que me alegran la vista, algún detallito mono, una foto...también soy de escribir en colores, para que todo no sea negro o azul, los post-its me gustan de colores y de formas varias, los lapiceros más juveniles...me gusta tenerlo todo personalizado porque aunque no pase allí todas las horas, quiero que el tiempo que estoy sea lo más ameno posible. Muy importante eso de dejar el trabajo en el lugar de trabajo. Feliz finde guapa!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa!
    Que buenos consejos.
    La verdad es que es muy importante tener un entorno agradable en el trabajo para poder dar el 100%de uno mismo y que no nos queme jeje
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Que buenos consejos, me encanta la entrada!!!
    Bs.
    www.guapayconestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Como me gustan tus consejos, lo malo es cuando tu jefe no te deja acondicionar tu lugar de trabajo y además se empeña en ponertelo dificil y hacer que pases frio todo el dia.

    Besos

    http://rinconcreacion.blogspot.com

    ResponderEliminar